Emprendimiento de jóvenes busca disminuir la contaminación ambiental.

Este proyecto representará al país en Company Of The Year 2020.

Un grupo de colegiales realizó un emprendimiento que busca ayudar al medio ambiente, el mismo se denomina Crabé y consiste en biotecnología en industria 4.0 con la cual elaboraron infiltradores de carbón activo y micro algas incrustadas. Estos son capaces de capturar distintos gases de efecto invernadero y partículas suspendidas en el aire tales como dióxido de carbono, polvo, humo, cenizas volcánicas entre otros agente nocivos para la salud. Además de ser eficiente con estos gases contaminantes también es eficaz con la filtración de distintos tipos de bacterias. 

Este emprendimiento utiliza como materia prima micro algas que atrapan y transforman el dióxido de carbono en oxígeno durante su fotosíntesis. Un metro cúbico de micro algas absorbe 2,2 toneladas de CO2 en un año mientras que un árbol duraría 40 años.

“Nosotros lo que hicimos fue crear bioinfiltradores de carbón activo y micro algas incrustadas los cuales tienen la funcionalidad justamente de eso, de absorber distintos tipos de gases contaminantes para la salud y para el medio ambiente y los convierte en oxígeno” detalló Jackeline García representante de Crabé

Estos infiltradores permiten reducir la huella de carbono de una forma fácil desde su hogar u oficina y a la vez cuentan con distintos sensores para poder monitorear el entorno. 

Los interesados pueden contactarse por medio de sus redes sociales como; Crabé Costa Rica o por la página web crabecr.com. 

Este emprendimiento participó en Junior Achievement Costa Rica, una feria que busca que los jóvenes emprendan. En esta ganaron el primer lugar general y la feria del producto, además representarán al país en Company of the year 2020