Esa constante molestia y ardor en su estómago podría tratarse de una gastritis.

La gastritis es la inflamación agua o crónica de la mucosa que recubre las paredes del estómago.

Puede provocar molestias, aunque en algunos casos es asintomática.